Flan de Café y Galletas

  • Flan de Café y Nata

  • Flan de Café y Huevo

  • Flan de Café y Galletas

  • Flan de Café y Queso

  • Flan de Café y Chocolate


  • "Flan de Café y Galletas"

    Flan de Café y Galletas



    Ahora vamos a pasar a detallaros como preparar un riquísimo flan de café y galletas, sin duda una de los mejores que te podemos enseñar a preparar. La receta es bastante sencilla de hacer, así que no te llevará demasiado tiempo hacerla.

    Ingredientes:

    - Un paquete de galletas
    - Un sobre de preparado para flan
    - Dos tazas de café
    - Medio litro de leche entera
    - Un par de cucharadas de azúcar
    - Caramelo líquido
    - Un puñado de nueces (Opcional)




    Preparación:

    Vamos a comenzar seleccionando un molde adecuado para preparar nuestro flan de café y galletas. Lo recomendable es utilizar un molde de forma rectangular o cuadrada. También vamos a preparar el café en la cafetera, del que necesitaremos dos tazas más menos. Haz el café a tu gusto, más o menos cargado. Vierte el café en un recipiente y ve mojando las galletas en el mismo.

    Hay que rellenar la base del molde elegido para el flan con las galletas bien empapadas en café, las cuales iremos desmenuzando y haciendo la base del flan. Una vez tengas la base ya hecha, si quieres puedes añadir unas pocas nueces bien troceadas repartidas sobre la base de galletas mojadas en café.

    Y nos ponemos ya a preparar el flan, para lo que usaremos un sobre de preparado de flan, que se prepara en un momento y da buen sabor. Sigue las indicaciones que se indican en el sobre o la caja del preparado, para hacerlo bien. Usa la marca que prefieras, aunque algunas solo necesitan leche para hacer el flan y otras también necesitan agregar azúcar, por eso hay que leer bien las instrucciones.


    Una vez esté el flan hecho, lo vertemos sobre la base de galletas con café que habíamos preparado antes, y cuando la cubramos por completo, agregamos varias galletas enteras o cortadas en mitades repartidas por el flan. Hay que dejar que se enfríe un poco a temperatura ambiente, y después se deja en la nevera hasta que haya cuajado del todo y esté bien frío, antes de servirlo para comer.