Flan de Café y Nata

  • Flan de Café y Nata

  • Flan de Café y Huevo

  • Flan de Café y Galletas

  • Flan de Café y Queso

  • Flan de Café y Chocolate


  • "Flan de Café y Nata"

    Flan de Café y Nata



    Te mostramos como se prepara una deliciosa receta de flan de café y nata, uno de los mejores postres que puedes hacer si en casa gusta el flan, porque es realmente sabroso y se prepara en un periquete.

    Ingredientes:

    - Un litro de nata líquida
    - Una taza de café recién hecho
    - Preparado de flan, un sobre
    - Caramelo líquido




    Preparación:

    Esta receta de café y nata la vamos a preparar empleando un preparado de flan ya comprado, de esos que sólo hay que añadir la leche (o la nata en este caso), y un caramelo líquido también ya hecho, por lo que si tienes poco tiempo y quieres hacer un postre para toda la familia, te va a resultar perfecto. Si prefieres hacer la receta totalmente casera, puedes adaptar la receta de flan de café que te mostramos en esta página y sustituir la leche por nata.

    Para comenzar vamos a preparar una taza de café negro, el que suelas usar y tengas en casa. Hazlo a tu gusto, más o menos intenso, aunque si van a comerlo los niños tal vez prefieras hacerlo un poco menos cargado, e incluso usar café descafeinado. Una vez tengas el café hecho, preparamos una taza grande y agregamos el sobre del preparado para flan, y lo mezclamos bien.

    Por otro lado vamos a calentar en un cazo a fuego lento la nata líquida, y cuando esté bien caliente, pero sin llegar a hervir, echamos entonces la taza del café mezclado con el preparado de flan, y volvemos a mezclar bien para integrar todos los ingredientes. Mantenemos a fuego medio hasta que se caliente bien, pero sin que llegue a hervir, y retiramos del fuego en ese momento.


    Cogemos los moldes para nuestros flanes y les echamos un poco de caramelo liquido en la base, y sobre el mismo vamos a verter el flan de café que acabamos de preparar. Dejamos unos minutos a temperatura ambiente que se templen, y luego vamos a meterlos en la nevera hasta que se cuajen y enfríen bien, ya que hay que comerlos más bien fríos. Esperamos que os guste esta rica receta.